¿Qué es la caída estacional?

¿Qué es la caída estacional?

El cabello sano, fuerte y brillante es signo de salud y bienestar interior, y un elemento importante de comunicación social no verbal.
¿Qué trata de decirnos nuestro cabello cuando se cae?

De forma sintetizada, podemos decir que la caída estacional es un problema derivado del estrés. Pero, para resolver la duda de qué es la caída estacional con mayor profundidad, vamos a tratar de explicar las fases del cabello, dónde falla y por qué sucede ese fallo, analizando las características de la caída estacional, para distinguirla de la crónica. 

Características de la caída estacional

Cuando embriológicamente se forma la piel, surge a la par el desarrollo del sistema nervioso. Esa estrecha relación hace de la predisposición genética sea una de las causas principales en la caída del cabello. 

Pero, quien pregunta qué es la caída estacional, es normalmente, porque nota que su cabello se cae de manera más intensa en épocas de estrés; tras un parto, cuando hay una mala alimentación, cuando hay cambios emocionales… y eso sin duda son características de la caída estacional, porque ese problema desaparecerá y el cabello seguirá creciendo de modo normal.
Además la caída estacional es difusa, y eso hace que, al contrario que la caída crónica (intensa durante todo el año), sea difícil distinguir de dónde se cae el cabello. Simplemente se notará que hay más cabellos en el cepillo, en la almohada… alertando de la situación.

Anatomía capilar

Una vez entendido qué es la caída estacional en su aspecto más básico, y una vez comparada con la crónica, vamos a explicar el problema desde su origen, repasando la anatomía capilar.

El cuero cabelludo es la base de un cabello sano. Repetimos esto porque es vital entender que en él se encuentran las redes nerviosas, vasos sanguíneos, glándulas (sudoríparas y sebáceas)… y que además, al estar influenciado por las hormonas, es la base donde crece el cabello, al igual que el suelo es la base donde crecería una planta. 

Y, en nuestro caso, a esa planta la llamamos cabello. 
Pero, es importante tener en cuenta que el cabello está constituído por dos partes; la parte más cercana al cuero cabelludo, del que recibe los nutrientes y el oxígeno necesarios para crecer, y por lo tanto parte “viva”, que es la raíz. Ésta crece en el bulbo piloso.

Pero ahora imagina que esa planta sigue creciendo, y que llega un punto donde la nutrición, el oxígeno, y el resto de propiedades del suelo (cuero cabelludo) no llegan. Lo que sucedería es que esa parte crecería muerta. Esto es lo que llamamos tallo piloso, y es toda parte del cabello que sigue creciendo más allá del nivel de la cabeza, y que será imprescindible mantener nutrida a base de mascarillas, tratamientos de día…

Suena un poco dramático dicho así, pero ¿te imaginas el dolor que sentiríamos al cortar cabello vivo?.

Cabe decir, aprovechando el ejemplo de la planta, que en el caso de la caída crónica el bulbo muere porque no le llegan las sustancias esenciales. Y al igual que sucedería si la raíz de nuestra planta se muere, las hojas poco a poco caerían. Si lo solucionamos a tiempo podemos hacer que vuelva a vivir, pero si no, cesará toda regeneración. 

El ciclo de vida del cabello

Perdemos aproximadamente 100 cabellos al día. Esto es consecuencia de las fases del ciclo de vida del cabello. Básicas para entender qué es la caída estacional. 

1º- Fase anágena: Es la fase en la que el cabello crece, y dura de 2 a 6 años. El 85 % del cabello está en esta fase, pero, como cada folículo lleva su propio ritmo, no todos crecen a la vez.

2ª- Fase de reposo o catágena: El bulbo no recibe alimento del cuero cabelludo, y paraliza su crecimiento. Dura aproximadamente 3 meses, y está en este proceso el 1% del cabello.

3ªFase de caída o telógena: El cabello comienza a caer, y lo hace durante 3 meses. Al rededor del 15% del cabello está en esta fase, pero cuando ese porcentaje se supera, es cuando notamos la caída.

Al igual que la naturaleza, el ciclo de vida del cabello tiene un ritmo estacional. El objetivo de cualquier anticaída es alargar la fase anágena. 

Además, este ciclo se repite hasta 25 veces, aunque, la duración de cada uno de esos ciclos dependerá de muchos factores (genéticos, hormonales, de crecimiento…), porque recordemos que está conectado con el sistema nervioso y circulatorio.
Si cada ciclo durase 6 años, tendríamos pelo hasta los 150, si por contra durase 2 años, a los 50 nos quedaríamos sin cabello, algo más frecuente en los hombres por un gen dominante.

Frenar la caída de pelo por estrés

Sabemos que el problema de la caída capilar surge en el ciclo de vida del cabello, pero ¿cómo lo solucionamos?.

Con un ritual específico, que incluya tanto los tratamientos para una melena bonita, como, y especialmente, para un cabello sano.

1- Antes de lavarse el pelo hay que cepillarlo boca abajo, porque así eliminamos los cabellos que estén en fase caída, además de las impurezas. Y sobre todo porque así es como activamos la microcirculación.

2- Es importante preparar el cuero cabelludo una vez a la semana, durante 20 minutos, con un elixir vegetal. Estamos hablando de aceites esenciales capilares como Phytopolleine o Hair Rescue: ambos activan la microcirculación, factor clave en el tratamiento de caída, equilibran el microbioma evitando así las patologías como la caspa, el exceso de grasa… y además son seborreguladores. Al actuar en todos los mecanismos naturales del cuero cabelludo, lo equilibran y hacen que se mantenga totalmente sano, lo que potenciará los posteriores tratamientos que apliques, y permitirá que el cabello crezca más saludable.

3- Ampollas de tratamiento para la caída estacional. Este es el tratamiento que no puede faltar. Es importante que tenga acción vascular y que aporte nutrientes.

4- Champú adaptado a las necesidades del cuero cabelludo, en este caso a la caída estacional.

Si tuviéramos que lavar el cabello a diario, emplearemos alternativamente el champú anticaída con un champú suave de uso diario.

5- Por último, un embellecedor, de medias a puntas, en función del tipo y el estado del cabello, para aportarle la nutrición que no recibe del cuero cabelludo y que así se mantenga suave, flexible y brillante. 

Un cabello bonito es reflejo de un cuero cabelludo sano”

 

[]
1 Step 1
Suscríbete a SkinGuru
Tu NombreNombre
RGPD
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.