Tipos de piel del rostro

Tipos de piel del rostro

No muchos lo saben, pero hay distintos tipos de piel del rostro. Cuatro tipos que resulta fundamental conocer, ya que el secreto para un buen tratamiento es un diagnóstico certero.

¿Habías relacionado alguna vez tu tipo de piel con una fruta?, vamos a hacerlo para distinguir los tipos de piel del rostro en cuestión de segundos.

Test tipo de piel ¡a simple vista!

Vamos a ayudarte a distinguir los tipos de piel del rostro con tan sólo un vistazo.
Pero para saber identificarlos hay un conocimiento base sobre la piel, y es que ésta tiene un mecanismo natural fundamental para preservar el equilibrio cutáneo: una barrera hidrolipídica (agua y lípidos), que permite que la piel se mantenga hidratada.
La importancia de la hidratación te la contaremos pronto en este mismo blog.

También es importante tener en cuenta el por qué marcamos bien la palabra rostro, y es porque la piel del cuerpo, al estar menos expuesta a los factores externos, y al tener otra estructura, puede presentar características muy diferentes.

La piel normal es la “piel perfecta” = MELOCOTÓN

Al pensar en esta piel nos viene a la mente la piel de un bebé. En adultos es muy complicado verla, ya que la piel va perdiendo su equilibrio y tiende a ser más seca o más grasa a causa de los hábitos de vida, la alimentación, el estrés…

Podríamos decir que la piel normal es la piel perfecta, la piel objetivo. Su tono es uniforme, sus poros están cerrados, su luminosidad es ecuánime y su tacto es suave, al igual que un melocotón.

¿En que se parece tu piel a un melocotón? descubre el símil entre las características de esta fruta y la piel normal.
Visual de piel normal

Características de la piel grasa = NARANJA

Como principal característica de la piel grasa encontramos, aunque pueda parecer contradictorio, la deshidratación. Ésto se debe a que la barrera hidrolipídica que comentábamos un poco más arriba, se ve desequilibrada, al tener una mayor cantidad de lípidos que de agua.

A simple vista tiene un aspecto brillante, sus poros son visibles y pueden verse incluso los llamados puntos negros. Además, tendrá tendencia a las imperfecciones.

Como consecuencia es una piel que se ensucia con gran facilidad, lo que suele llevar a errores en la limpieza facial, donde se opta por geles demasiado agresivos que provocan un efecto rebote que hacen que la piel genere más grasa a modo de defensa.  

¿En que se parece tu piel a una naranja? descubre el símil entre las características de esta fruta y la piel grasa.
Visual de piel grasa

Piel grasa https://www.youtube.com/watch?v=8BQN8rpVuog&feature=youtu.be

¿Tengo la piel seca? = MANZANA

Si los poros de tu piel apenas son visibles, es una piel uniforme pero de tacto áspero, y que tiende al enrojecimiento o la irritación con los tratamientos… entonces lo más probable es que la respuesta a la pregunta ¿tengo la piel seca? sea sí. A simple vista recordará a una manzana. Y ésto es consecuencia de un desequilibrio en la barrera hidrolipídica, pero justo al contrario que la piel grasa: hay mayor cantidad de agua y una falta de lípidos.

Por ello es tan importante darle un aporte extra de nutrientes que consiga restaurar su sensación de confort a la par que el equilibrio.

¿En que se parece tu piel a una manzana? descubre el símil entre las características de esta fruta y la piel seca.
Visual de piel seca

¿Cuál es la piel mixta?

La piel mixta no tiene una fruta con la que podamos asociarla de forma rápida, porque es un mix de los anteriores tipos de piel. Lo que hace frecuente que una persona con este tipo de piel se pregunte cuál es la piel mixta. Muchas veces resulta difícil acertar, ya que las combinaciones pueden ser muy variadas. Puede ser una piel bastante grasa de manera global, pero que presente zonas normales o incluso secas. O por el contrario, puede ser una piel normal a seca que presente grasa en puntos concretos del rostro.
Por lo general la distinguimos porque sus poros son más visibles en la zona “T”, es decir, la frente, la nariz y la barbilla, mientras en otras zonas hay sequedad, falta de luminosidad y mayor aspereza.

Es muy importante tratarla como lo que es, una mezcla, y aportar a cada zona lo que necesite. Lo ideal es utilizar de manera semanal diferentes tipos de mascarillas, por ejemplo, combinando una mascarilla hidratante con una mascarilla detox o purificante.

Tipos de cremas para la piel

La cosa va de “tipos”: después del test de tipos de piel que te permite saber diferenciarlas a simple vista, sabrás escoger los tipos de cremas para la piel que mejor le vayan.

A las pieles con tendencia grasa les gustan comúnmente las texturas en gel, ligeras, frescas… mientras que las pieles con mayor índice de sequedad buscan texturas reconfortantes, que prolonguen la sensación de comodidad.

En nuestra página web tenemos un recomendador online que puede ayudarte a escoger los tratamientos más adecuados, no sólo a tu tipo de piel, si no a su estado actual y a tus gustos personales.

[]
1 Step 1
Suscríbete a SkinGuru
Tu NombreNombre
RGPD
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.